jueves, 10 de febrero de 2011

Lo que perdimos al perder el patrón oro

[caption id="attachment_811" align="alignleft" width="296" caption="¿Dónde está la moneda buena?"]trileros[/caption]

De tan acostumbrados como estamos ya no nos hacemos la pregunta, pero la hago yo: ¿por qué tiene el Estado el monopolio de fabricar moneda?  ¿Por qué suprimió el patrón oro y ahora no tiene ya la obligación de darte el oro correspondiente a los billetes que lleves al banco emisor?, ¿qué ha pasado con la riqueza real como respaldo de la riqueza nominal? Nada. Ahora la promesa se ha convertido en riqueza sustituyendo a la verdadera riqueza, en el colmo de los desatinos. Esto no es capitalismo: es magia.

Como sabéis, en los antiguos billetes venía escrita la frase: “el Banco de España pagará al portador 1000 pesetas”, por ejemplo.  Sin embargo, con el paso del tiempo, la obligación de entregar esa cantidad desapareció, con lo que el billete, que en realidad era un pagaré, se convirtió en un cheque sin fondos, apoyado sólo por cosas como la confianza, la credibilidad y los peces de colores. O sea: fe, religión, ilusión e ilusionismo.

Si toleramos esta descomunal estafa de partida, ¿cómo podemos esperar luego que el Estado no nos trate como a idiotas? Si permitimos que el Estado sustituya la riqueza real pro su palabra, ¿cómo esperamos que las cosas no se hundan?

Algunos economistas radicales sugieren que para evitar las consecuencias derivadas de esta falta de respaldo de la moneda, debería permitirse que cualquiera emitiese billetes con respaldo en oro o plata. Y cualquiera es cualquiera.  ¿Cómo lo veis?.  ¿Aceptaríais billetes del Corte Inglés, por ejemplo, si el Corte Inglés os los cambiase pro oro cuando fueseis a su ventanilla, o preferiríais el dinero del Estado?

¿Por qué está prohibido acuñar monedas aunque sean de oro, si la estafa en ese caso no es posible?

¿Creéis que hay algo bueno detrás de esta desaparición del patrón oro que respaldaba a todas las monedas o que simplemente es un mecanismo, el primero, para hacernos jugar con dinero del monopoly mientras la riqueza real la controlan otros?

¿Serían posibles las devaluaciones y otros trucos de los gobiernos si alguien más que ellos pudiese fabricar moneda de curso legal?

Yo creo que si se permitiese a los demás ofrecer riqueza y no promesas, las promesas se devaluarían mucho. Terriblemente. Por eso no lo permiten...

No hay comentarios:

Publicar un comentario